Introducción 

María nos enseña cómo evangelizar. Lo hace con su sencillo ejemplo. Luego de dar a luz a quien es Él mismo la Luz del mundo, María se convierte en un precioso candelabro que presenta esa Luz a todos los hombres.

«Por María nos viene el Salvador, Ella es la Madre que lo da a luz, Ella es la Madre que se lo presenta a los pastores de Israel y a los sabios de la gentilidad. Su función maternal madura, se extiende. María de la Presentación sigue actuante, activa, hoy como siempre, presentando al Señor Jesús a las personas y a los pueblos. Ella es la Madre que porta al Reconciliador; Ella lo presenta a todos los corazones que se abren en reverente acogida».

¡Qué lección más maravillosa nos da la Madre, precioso candelabro que presenta a todos los hombres aquella «luz verdadera que ilumina a todo hombre que viene a este mundo», Cristo, su Hijo!